http://tesolaencina.es/components/com_gk3_photoslide/thumbs_big/301627SLIDE14.jpglink
http://tesolaencina.es/components/com_gk3_photoslide/thumbs_big/845450SLIDE23.jpglink
http://tesolaencina.es/components/com_gk3_photoslide/thumbs_big/266043SLIDE25.jpglink
Imprimir
PDF

Vino y Viñedos de Villamor

Aparecen escritos relacionados con el viñedo en Villamor ya en el siglo IX. Se realizan transacciones de viñas y se alaban nuestros vinos en documentos del siglo XI.

Algún tiempo después, los comerciantes de la ciudad de Zamora, dicen las crónicas, prefieren nuestros vinos por que son más intensos en su sabor y aguantan hasta la siguiente cosecha sin avinagrarse. Es así que durante siglos, los vinos de Villamor cuentan con mercado seguro y en están presentes en las mesas de la mitral Zamora y la universitaria Salamanca. 

uvas-01                                                                               dozamora01

“ TIERRA DEL VINO ” Así se llama a esta tierra, así se denomina desde tiempos inmemoriales la comarca natural en la que nos encontramos. No conocemos en el mundo otra a la que se denomine así. DEL VINO es por tanto nuestro apellido. 

Margen izquierda del Duero. Las primeras viñas de tinta del país de la comarca de Toro se ven desde nuestro Centro de Turismo. Apenas unos kilómetros nos separan de Nava del Rey, Rueda, La Seca, nombres que dicen Verdejo y que no consiguen hacer sombra al nuestro a pesar ser menos conocido.

A finales del siglo XIX que aparece la filoxera en Francia destruyendo los viñedos, esta comarca que es eminentemente vinícola, llena las vacías bodegas francesas consiguiendo su mayor apogeo. En Francia se comenzaba a aplicar la solución utilizando porta injerto de la variedad americana que no era atacado por la enfermedad. También aquí acabó llegando la enfermedad y poco a poco se fueron extinguiendo nuestra viejas viñas. Solo los más entusiastas, siguiendo el método del resto de Europa, acometen la reestructuración y sueñan con devolver a las lomas de nuestra comarca el verdor perdido. Así se recupera la tradición vitivinícola. Aunque nunca el viñedo volvió a ser tan extenso y predominante, la uva volvió a ser parte muy importante de nuestra economía. Nuestra uva ha tenido desde siempre una gran acogida en los mercados de Galicia, León, Asturias, Salamanca, etc.

Seguimos elaborando vino artesanal para el consumo propio. Las bodegas horadadas desde hace siglos en el subsuelo de nuestro pueblo se siguen utilizando para almacenar y conservar el vino.

Finalmente en la década de los 70 se acomete la definitiva reestructuración de parte del viñedo con criterios modernos y de futuro, así entre otras acciones, se arranca el Híbrido Productor Directo que fue otra solución de resistencia a la terrible Filoxera destructora de la vid.

Es desde entonces que alterna en nuestro suelo nuevas plantaciones, ya no tan nuevas, con las más que centenarias que no fue necesario reestructurar. Conforman nuestra varietal: Tempranillo (Tinta del país) Verdejo y Godello. En menor cuantía Albillos, Malvasía, Moscatel de grano menudo, etc.

Los buenos resultados llegaron pronto, de nuevo surge el excelente y codiciado fruto. Un grupo de entusiastas crean la Asociación para el control de la calidad de los caldos elaborados bajo la D.O. “Tierra del Vino de Zamora” Aparecen pronto modernas bodegas pertrechadas con las últimas tecnologías, sorprendiendo con sus elaborados y presentaciones, cosechando grandes elogios en los círculos vitivinícolas más prestigiosos del mundo y consiguiendo en poco tiempo llegar con parte importante de la producción a países tan distintos y distantes como  Japón, Alemania, Reino Unido, Bélgica, Dinamarca, etc.